Dijiste que te irías

Ayer dijiste que te irías,
que me olvidase,
que a veces solo somos
un final precipitado.

Ayer supliqué que te quedases;
lo dije tan bajo,
con tanto miedo a la partida,
que ni siquiera lo escuchaste.

Ayer te vi marchar sin entenderlo,
escuché el portazo
y la parálisis rompió su hechizó.
Decidí que no quería que volvieses

Ayer dijiste que te irías,
y te fuiste.
A veces no sabemos despedirnos
si no precipitamos el final

Ayer te quise,
(Te supliqué,
Te eché de menos)
Hoy ya no lo hago


Imagen relacionada

Comentarios