viernes, 10 de junio de 2016

Los libros de lectura obligatoria.

¡¡¡WIII!!!
Os cuento, hoy he decidido estrenar una especie de subapartado, lo que se vendrá a llamar café para dos. Esta subsección va a consistir en que yo propondré un tema cualquiera que este relacionado con libros o escritores y lo desarrollaré lo mejor que pueda. La idea es que vosotros me deis vuestra opinión sobre el tema que yo proponga en los comentarios. Sin más dilación... ¡¡¡Empezamos!!!



El tema de hoy son como podréis leer en el título los libros de lectura obligatoria. Como ya he dicho varias veces  los libros de lectura obligatoria no son, ni mucho menos, de mi agrado, pero tengo mis razones.

Lo primero que voy a hacer es poneros en situación, este es un ejemplo real que, trimestre tras trimestre, se acaba viviendo en mi clase. A un número minoritario de alumnos les gusta leer y a un número mucho maior no. Hay un buen numero de alumnos que van aprobando y hay un pequeño porcentaje que no. Empezemos por lo evidente, una parte del numero de alumnos a los que no les gusta leer también se encuentra en el número de alumnos que suspende es custion de estadística así que ovbiamnete ese porcentaje de alumnos pasará olimpicamente de leer el libro de lectura obliogatoria, total ¿Para qué? Bien, luego está el porcentaje de alumnos que aprueban y no les gusta leer, les guste o no hay muchas posibilidades de que la mayoria de personas que pertenezcan a este grupo terminen leyendo el libro de lectura obligatoria, no van a estar dispuestos a jugarse la nota por leer un mísero libro. Y ahora nos queda el grupo de personas a las que sí les gusta leer, suspendan o aprueben es casi seguro que leerán el libro, aunque sepan que va a ser pésimo.

Y aquí es donde yo quiero entrar, ¿Para qué valen los libros de lectura obligatoria? No es la primera vez que me contestan que sirven para que los adolescentes lean como mínimo un libro al año, pues si de verdad es para eso, van listos. Hay un porcentaje que ni siquiera se va a molestar en leerlo, hay otro porcentaje que lo leerá por obligacion, pero creedme cuando os digo que eso no va a hacer que mejore su opinion sobre la lectura, en todo caso empeorará. Porque sí, las personas somos así, cuando se nos obliga a hacer algo acabamos cogiendole manía. Y luego está ese pequeño porcentaje, ese porcentaje que ama los libros. A ese porcentaje ya no hace falta obligarlo a leer, es algo que ama y no hace por obligacion, y de hecho cuando tiene que hacerlo por obligacion pierde interés. 

Yo no considero que se deba obligar a nadie a hacer nada, mucho menos que se deba obligar a alguien a leer. Leer es algo que se hace por gusto, por ocio y no porque alguien te lo exija. Si no te gusta leer, lo siento por ti porque no podrás sentir todo lo que sentimos los lectores por los libros que nos gustan o por los personajes que amamos, pero no te preocupes porque estoy segura de que los no lectores sienten hacia cosas diferentes lo mismo que los lectores sentimos hacia los libros.  Si te gusta leer, disfrúta cada palabra impresa en los libros porque creeme cuando te digo que las palabras tienen el poder de cambiar a las personas.

Mientras estoy escribiendo me estoy dando cuenta de que esta entrada está quedando bastante larga así que para no errollarme tanto voy a ir parando, si quereis que haga una segunda parte de esta entrada solo decirlo porque aún no escribí todo lo que tenía pensado. De hecho, me falta hablar de los libros que mandan como lecturas obligatorias y de los resumenes de internet. ¿Qué pensais sobre este tema vosotros?

Por hoy os dejo con la frase del día:
"Si no te gusta leer es porque todavía no has encontrado el libro indicado." (J.K. Rowling)

¡¡Hasta la próxima!!

2 comentarios:

  1. Hai moitos anos, moitos, moitos.. que non leo nada por obriga. Lín moitos clásicos no seu momento, todos moi bos. Pero do que mais me lembro de ter lido é dun libro que me aburríu en extremo. Lembrome do título e mesmo do autor, pero non do contido. Hai unha teoría que di que o noso cerebro recorda mellor as cousas malas para evitalas no futuro.
    Anque tamén me lembro dalgún clásico. Agardo que no insti che pidán que os leas. Tes que poder falar do Quixote non só por oidas, senón con coñecemento.
    O libro que odiei era en Galego. Taitantos anos despois a oferta segue a ser moi pobre. Nada cambia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entendo o que queres dicir, pero é que a nós nin sequera nos mandan clásicos. O Quixote teño gañas de lelo, é algo que teño pensado facer este ano, pero creo que ese libro xa non o mandan como lectura obrigatoria. E o último que dis non é de todo certo, a oferta de libro xuvenís é cada vez maior (tanto libros en castelán como libros en galego), pero os profesores non actualizan as súas listas de opcións e quedanse estancados nos libros publicados hai xa unha cantidade considerable de anos. Con respecto ao que dis de que nada cambia, creo que tes razón, pero se eu podo facer algo para que cambie (anque só sexa queixarme) fareino.

      Eliminar