viernes, 1 de julio de 2016

Hasta que nos volvamos a ver.

No digo Adiós, digo hasta luego. Me da miedo decir Adiós, siempre  me lo dió. Decir Adiós implica despedirse de algo, odio las despedidas, no me voy a ninguna parte, voy a seguir aquí, no os librareis de mí tan fácil. Nunca estoy preparada para despedirme, no es fácil dejar marchar algo. Es el ciclo de la vida, todo llega, todo se va. Jamás olvidaré todo por lo que pasamos juntos, el primer día, el último día, el primer libro compartido, la primera vez que me dí cuenta de que ya nada nos podía separar, ni la distancia, ni el tiempo. Un muro, eso es todo, un muro que lo cambia todo. Un segundo, un minuto, una hora, una vida, todo y nada a la vez, tanto y tan poco, nunca es suficiente, el tiempo es caprichoso, todo lo cambia, todo lo quiere. Hace unos años parecía que la despedida quedaba tan lejos... ahora es solo cuestión de horas y sin embargo, no me arrepiento de nada. Sé que esto no es un adiós, lo sé, igual que sé que nada hará que dejemos de ser los tres mosqueteros, son demasiadas cosas vividas juntos, demasiadas lagrimas de felicidad, pero también de tristeza; todas esas risas y todos eses recuerdos que siempre llevaré en mi corazón. Aunque no sea un adiós, sé que os echaré de menos. Adónde quiera que vaya, siempre os llevaré conmigo, una parte de mi vida os pertenece. Y ya es el momento, es hora de avanzar, crecer. Nuestros caminos se separan pero pronto se volverán a juntar. Es la hora, el reloj está sonando, hasta pronto viajero; siempre serás la sombra de mi recuerdo, hasta pronto viejo amigo; todavía sueño contigo, las luces se apagan, se cierra el telón, ya está terminando la función, ya solo me queda decir... ¡¡¡Hasta que nos volvamos a ver!!! Porque esto, no es una despedida ¿Ya os he dicho que odio las despedidas?

Con amor para Vanesa, Irene y Alba, os prometo que esto solo es un "hasta que nos volvamos a ver" y para Adri y Rebeca, gracias por acompañarme en esta nueva etapa; os quiero chicos

Frase del día: Y en ese momento, juro que éramos infinitos. (Las ventajas de ser un marginado de Stephen Chbosky)

¡¡¡Hasta la próxima!!!

4 comentarios:

  1. ¡¡¡Ahh!!!
    Escribes genial...y no se que decir me has dejado muda.Es precioso,me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te gustara. Es uno de esos textos en los que ni siquiera tengo que pensar para escribir y soy capaz de plasmar en el papel todo lo que siento, porque cuando escribo textos como este es mi corazón el que habla.

      ¡¡Te quiero parabatai!!

      Eliminar
  2. TIA ES PRECIOSO ESTOY LLORANDO.YA SABES QUE NOS TIENES PARA LO QUE QUIERAS Y TU TAMPOCO TE LIBRARAS DE NOSOTROS jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^ Gracias por estar siempre ahí. Ni tampoco quiero librarme de vosotros, eso sería horrible.

      Pd: Las mayúsculas molan tope, vivan las mayúsculas.

      ¡¡Hasta pronto!!

      Eliminar