viernes, 12 de agosto de 2016

Fuego

El bosque arde, los animales huyen aterrados, las plantas no tienen tanta suerte y miles de especímenes vegetales desparecen entre el fuego. Aunque huir no sirve de mucho, el fuego se propaga y ya no hay salida, lo único que les queda es esperar, pero son animales y su instinto de supervivencia les obliga a actuar, se mueven de un lado a otro buscando la manera de escapar, como animales enjaulados que, en realidad, es lo que son. 

Los helicópteros que contienen el agua que podría salvar el bosque llegan, pero no hay mucho que hacer, traen cubos y más cubos de agua, intentando que el fuego no se propague hacia la casas. Los vecinos ayudan, traen mangueras, intentan hacer que esa masacre que está acabando con el bosque finalice. Los bomberos tienen una cosa clara, el incendio es intencionado y el viento y el calor no están favoreciendo su extinción. 

Tengo miedo. El bosque siempre fue mi segunda casa, uno de los pocos sitios en los que me sentía a gusto. El bullicio de la vida hacía que mis problemas parecieran lejanos, el ciclo sin fin del bosque siempre me recordaba que todo sucedía por algo, las cadenas alimenticias me incitaban a pensar que todos somos necesarios e importantes, y ahora la vida que siempre irradia el bosque se convierte en muerte y destrucción, algo que sin duda, solo es capaz de conseguir el ser humano.

La belleza cruel de esta estampa siempre se quedará grabada en mis pupilas, los animales corren aun a sabiendas de que todo está perdido, hule a humo y  eso hace que una dosis de realidad se asome en mi cerebro, ya solo me queda la fría impotencia al darme cuenta de que mi hogar se consume entre las llamas. 

Frase del día: ¡El fuego se propaga! ¡Y si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros! (Sinsajo, Los juegos del hambre 3 de Suzanne Collins)

4 comentarios:

  1. Guau. Solo puedo decir eso. No esperaba encontrarme con esta entrada y teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido decir que me ha impactado ha sido quedarme corta. Doy por hecho que ha sido un texto escrito por ti y por ello tengo que decirte que logras transmitir perfectamente los sentimientos que crea semejante situación: la impotencia, la desesperación, la tristeza y la pena por la pérdida de las casas pero sobre todo por los animales y las plantas. Chapó, de verdad. Felicidades por el texto.
    No sé si está basado en hechos reales, es decir, si a ti te ha sucedido lo del incendio. En el caso de que sea así lo siento mucho y espero que se mejore, de verdad. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!
      Antes de nada muchas gracias por tu comentario. Me resulta de lo más extraño compartir las locuras que pasan por mi cabeza y que ha alguien le puedan gustar, de verdad gracias por tu comentario me hace muy feliz.

      Lo siguiente que te quiero decir es que estás en lo cierto, el texto es mio, original e inédito.

      Publicar este texto en esta época con tanto incendio no fue casualidad. Yo soy de Galicia y parece que últimamente lo que más se ve por aquí son incendios, además muy cerca de donde yo vivo hay un monte que todos los años acaba ardiendo, salió en las noticias más de una vez. Lo peor es que se sabe que los incendios de ese monte son intencionados, se sabe quien los provoca y no hacen nada para evitarlo y eso es lo que me impulsó a escribir este texto, las masacres que año tras año se provocan a un par de minutos de mi casa por culpa de un individuo que no tiene respeto ninguno por la vida.
      ¡¡Besos!!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha encantado.Tienes una forma de escribir increíble y única.Se nota mucho el sentimiento que pones al escribir y lo mucho que lo transmites.
    Me ha encantado.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!

      Muchísimas gracias por tu comentario. Lverdad es que ya llevaba un tiempo planteandome escribir este texto, pero era un tema que me parecía muy delicado y no tenía muy claro como abordarlo o si iba a tener buena acogida. Me alegra que te gustase.

      ¡¡Besos virtuales!!

      Eliminar